La ozonoterapia demuestra su efectividad contra el desarrollo de tumores en ratones

La ozonoterapia vuelve a alcanzar una nueva cumbre en el estudio de la lucha contra el cáncer. Un reciente estudio con ratones ha demostrado que el tratamiento con ozono detiene el desarrollo de tumores en la piel relacionados con la infección del virus del papiloma humano (VPH 16). Los datos son muy positivos en esta primera fase de la investigación. El 85,7% de los roedores transgénicos VPH 16 no tratados mediante la ozonoterapia mostraron lesiones cutáneas displásicas. Por otro lado, solo el 28,6% de los ratones sometidos a un tratamiento con ozono presentaron estas lesiones.

Esta investigación encabezada por Cecilia Peirone, farmacéutica del Servicio de Oncología del Hospital Vila Real, investigadora de la Universidad de Trás-os-Montes en el norte de Portugal y miembro del equipo de la Clínica Claro; es un trabajo puntero en el sector y será publicado el próximo mes de agosto en la prestigiosa revista 'Biomedicine and Pharmacotherapy'  ( Biomedicine and Pharmacotherapy  104 (2018) 275-279. ). El estudio ha permitido obstaculizar la aparición de lesiones tumorales en ratones a través de un ciclo de ozonoterapia.

Los virus del papiloma humano (VPH) son un grupo de más de 200 virus. Más de 40 tipos de VPH pueden transmitirse fácilmente por contacto sexual directo, de la piely de las membranas mucosas de personas infectadas a la piel y a las membranas mucosas de sus parejas. Pueden dividirse en VPH de bajo o de alto riesgo. Entre los segundos está el VPH 16, que se asocia con el desarrollo de cánceres anogenitales y orofaríngeos.

Recientemente se concluyó que la ozonoterapia presentaba una considerable eficacia contra tumores VX2 en conejos. La presente investigación intenta obtener resultados similares en ratones mutantes VPH 16. Un estudio pionero que busca abrir un nuevo camino terapéutico contra cánceres provocados por el virus del papiloma humano.

El trabajo de laboratorio se llevó a cabo con ratones hembra transgénicos VPH 16 y tipo salvaje. Estos roedores desarrollan desde fases precoces de la vida y de forma espontánea tumores en la piel. A los animales se les inyectó intra-peritonealmente a las 20 semanas de edad 03/02 medicinal (80 ml/kg, a 50 mcg/ml). El proceso se repitió una vez al día durante cinco jornadas consecutivas. Los ratones fueron sacrificados a las 25 semanas para realizar el análisis histológico de las muestras de piel. Fueron utilizadas muestras de sangre y órganos internos para el estudio de los parámetros toxicológicos.

Los datos que arrojó el experimento resultaron muy esperanzadores. El 85,7% de los ratones no tratados con ozono presentaban displasia en la piel. Comparativamente, solo el 28,6% de los animales expuestos al tratamiento con ozono mostraban estas lesiones cutáneas. Esto se asoció con una marcada disminución de la inflamación dérmica. Además, no se encontraron cambios significativos en los parámetros toxicológicos.

Estos resultados preliminares soportan la hipótesis de que la terapia con ozono es efectiva contra lesiones provocadas por el virus del papiloma humano, especialmente las lesiones inducidas por el tipo de alto riesgo más común, el VPH 16. En las próximas fases de la investigación será necesario realizar nuevos estudios para confirmar los mecanismos responsables de estos efectos.