Los beneficios de la Ozonoterapia para nuestro corazón

¿Sabías que las enfermedades cardiacas son una de las principales causas de muerte en todo el planeta?

Las condiciones de nuestra vida actual como el sedentarismo, el consumo de tabaco, la mala alimentación y el consumo nocivo del alcohol, son factores de riesgo que influyen en la acumulación de grasas en el torrente sanguíneo que puede afectar, entre otras cosas, a nuestro corazón, llegando a causar graves problemas e incluso la muerte.

Cuidar nuestro corazón es necesario e importante, la Organización Mundial de la Salud recomienda seguir estos consejos para evitar los problemas cardiacos y así evitarnos disgustos:

1. Mantén una dieta correcta

Debemos tener cuidado con alimentos como la sal que provoca la pérdida de elasticidad de las arterias haciendo que se éstas se vuelvan duras y dificulten el funcionamiento normal del corazón, la bollería cargada de grasas saturadas y transgénicas que pueden influir de manera negativa en nuestro corazón, el abuso de la carne roja, el azúcar

2. Piensa en positivo

Ya sabéis que nuestro lema, asociado al cuidado de la salud es: piensa en positivo. Las emociones negativas aumentan la presión de la sangre e influyen negativamente en el riesgo cardiaco.  Un gran número de estudios han comprobado que la población que sufre depresión tiene cuatro veces más posibilidades de sufrir un ataque al corazón.

3. Haz ejercicio

Nuestro corazón es un músculo más, así que ha de ser ejercitado para que pueda funcionar perfectamente.  Media hora al día es suficiente, lo importante es que seamos capaces de convertirlo en un hábito diario.

4. Relájate

Sin duda el estrés, la ansiedad están estrechamente relacionados con con el riesgo de padecer una enfermedad cardiaca.

5. Ojo con tu peso

La obesidad está completamente vinculada con los problemas cardiacos.

6. Descansa

Dormir pocas horas puede favorecer el riesgo de taquicardias, algunos expertos aseguran que dormir pocas horas reduce la producción de serotina, lo que provoca una sensación de malestar que es lo que nos lleva finalmente a “atracar la nevera”.

7. Cuidado con el alcohol

Consumir una copa de vino al día es saludable para el corazón, pero su exceso puede incrementar la frecuencia cardíaca al disminuir la cantidad y la calidad de oxigeno.

8. Elimina el tabaco de tu vida

Colapsa las arterias por lo que el corazón debe trabajar más para bombear la sangre y el monóxido de carbono sustituye el oxígeno de la sangre.

9. Visita a tu médico.

Y por supuesto, ante cualquier duda, síntoma o problema, acude rápidamente a tu médico.

¿Cómo puede ayudarnos la Ozonoterapia?

Se han investigado los beneficios de la Ozonoterapia en este tipo de afecciones, comprobándose que el ozono disminuye los niveles de colesterol, triglicéridos, regula el metabolismo de las grasas y gracias a sus propiedades antiinflamatorias permite la estabilización de las placas ateroscleróticas y con ello disminuye el riesgo de infarto.

Además, la ozonoterapia estabiliza los niveles de presión arterial y disminuye o desaparecen los síntomas de la enfermedad hipertensiva como dolor de cabeza, vértigos y dolor de pecho.

El ozono tiene una acción directa sobre los glóbulos rojos, que recuperan su forma de disco, haciéndose así más flexibles, y se despegan cuando circulan apilados. Todo esto mejora la circulación por las pequeñas arterias, especialmente aquellas que están lesionadas por la diabetes o la arteriosclerosis.

Por otra parte, bajo los efectos del ozono, aumenta la capacidad de la hemoglobina para entregar oxígeno a los tejidos. Al mejorar la micro-circulación sanguínea y la oxigenación,  se revitalizan tanto el corazón como el cerebro afectados por problemas de riego sanguíneo.

Aún así, recuerda:

Lo mejor sigue siendo prevenir